¿Más estreñidas o estreñidos?

Este verano he pasado bastante tiempo en casa de mis padres. Cuando está en la cocina, mi madre a veces pone la tele de fondo, otras veces pone la radio; es que pasa mucho tiempo allí.

Estaba con ella hace unos días cuando salió en la tele un anuncio de un remedio para el estreñimiento. No recuerdo cuál era, pero ya sabéis: mujer con cara de entre estrés y cabreo lo pasa mal hasta que toma el preparado X, se relaja y sonríe. La gruñona se convierte en una mujer atractiva, madre complaciente y trabajadora exitosa. No hay que olvidarse de insertar, detrás de la toma del preparado X, una metáfora que indique que la mujer ha cagado.

¿De verdad nos estreñimos más las mujeres que los hombres? ¿O quizá los anunciantes piensan que nosotras compraremos un laxante antes que ellos? En serio, ¿cuándo fue la última vez que visteis un anuncio de remedios para el estreñimiento dirigido a hombres? Es verdad que José Coronado y Karlos Arguiñano tienen una barriga feliz, pero el terreno de los supositorios y los enemas lo tenemos monopolizado.

barrigas_felices_-z

Con un yogur se atreve cualquiera

Desvelemos el misterio de una vez por todas: sí, las mujeres nos estreñimos más. De los españoles que se consideran estreñidos, el 72% son mujeres. Espera, quizá es que nosotras tenemos más facilidad para considerarnos estreñidas, pero no lo estamos tanto… Pues no, porque aunque el estreñimiento crónico subjetivo es más frecuente en mujeres, si se consideran criterios objetivos la proporción es del triple en mujeres que en hombres de cualquier edad y grupo socioeconómico. Eso sí, también consultamos más al médico y usamos más laxantes. – algún efecto tendrá que tener tanto anuncio.

Pero, ¿por qué? – ¿por qué, señor, por qué? – He aquí algunas posibles explicaciones:

Embarazos

El estreñimiento durante el embarazo es relativamente común. Algunas mujeres tienen náuseas durante los primeros meses del embarazo, lo que hace que modifiquen su dieta, tomen menos líquidos y fibra. Durante la gestación, se reduce la motilidad intestinal y muchas veces aparecen o empeoran las hemorroides. La mayor parte de estos factores mejoran tras el postparto, por lo que no supone un problema a largo plazo siempre que se recupere la funcionalidad del suelo pélvico. Ésta pérdida de funcionalidad aumenta con el número de partos y con la edad.

Alteraciones en la motilidad digestiva

La inercia colónica idiopática afecta generalmente a mujeres jóvenes. Es un trastorno de los movimientos del colon y no suele responder bien al tratamiento con los laxantes habituales. Su causa es desconocida, se produce porque hay alguna lesión en los nervios que controlan el intestino grueso y el colon.

El síndrome del intestino irritable se da en el doble de mujeres que hombres. Se trata de una condición crónica que se caracteriza por dolor abdominal , hinchazón, retortijones, gases, y tanto diarrea como estreñimiento.  

Factores psicológicos y sociales

El estrés y la depresión – que se dan más en mujeres por una mezcla de motivos biológicos y socioculturales – se han asociado a una mayor incidencia del estreñimiento.

Cuestiones aparentemente triviales también pueden tener un fuerte efecto. Por ejemplo, uno de los principales factores de riesgo de riesgo asociados al estreñimiento en las mujeres es el resistirse a ir al baño fuera de casa, lo que se conoce como negligencia a la llamada. Historias como esta no ayudan a hacerlo fácil. Por favor, no pasa nada porque tu novio (o quien sea) sepa que cagas. De hecho, el problema es que no lo sepa.

Otro factor de riesgo importante es llevar una vida sedentaria. Estudios de Estados Unidos y Gran Bretaña, han comprobado cómo las mujeres hacemos menos ejercicio que los hombres. Algunas investigaciones apuntan a que esto se debe a la falta de tiempo de las mujeres, demasiado ocupadas con los cuidados de la casa y la familia. Muchas se sienten culpables si se dedican tiempo a sí mismas, o presionadas para realizar un cierto tipo de tareas. En este sentido, la organización Sport England realizó un estudio con el que averiguó que muchas mujeres no realizan tanto ejercicio como les gustaría por lo que se pueda pensar de ellas. En respuesta a este hallazgo, lanzaron “This Girl Can” (“Esta chica puede”), una campaña que muestra mujeres que sudan, que se ponen rojas y a las que se les mueven las carnes cuando hacen ejercicio. Gracias.

i-swim-because-i-love-my-body-swim

Nado porque me gusta mi cuerpo. No porque lo odie.

Violencia doméstica y abuso sexual

Lo más duro para el final. El abuso físico, psicológico y sexual también son factores de riesgo de padecer estreñimiento, sobre todo en el colectivo femenino. También se ha encontrado un mayor riesgo relativo de sufrir estreñimiento (así como dolor crónico, cefaleas y tartamudeo) en mujeres que han sufrido violencia de género.

Mi conclusión es que, aunque todos esos anuncios de remedios para el estreñimiento dirigidos casi exclusivamente a mujeres estén justificados, no debemos olvidarnos de las causas que hay detrás de muchos de ellos. Causas biológicas, sí, pero también causas sociales. Mientras la medicina lucha por combatir las primeras, luchemos todas y todos contra las segundas. Si tenemos que vivir en un mundo de mierda, que lo sea sólo en el mejor sentido.

Anuncios

Y tú, ¿qué opinas? ¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s