#conCIENCIADOS XIX: en Bayer no sólo venden aspirinas

Fue Isa la que me presentó a Rocío. Las dos comparten una visión muy cercana de su labor como ambientólogas. Como dijo Isa: “trabajar desde dentro (de la gran empresa) y concienciar y mejorar la situación”.

Rocío trabaja en Bayer, en Alemania. Dejemos que ella nos cuente su experiencia desde allí.

1. ¿Qué formación tienes?
Soy licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad de Salamanca. Durante la universidad obtuve una beca para hacer un intercambio en Canadá. Luego, realicé un master internacional en Desarrollo Sostenible y Responsabilidad Corporativa en la Escuela de Negocios EOI de Madrid.

2. ¿Cuál es tu título de trabajo? ¿Dónde trabajas?
El título de mi trabajo actual es “Manager Sustainability Projects” en la sede central de Bayer AG, en Leverkusen (Alemania).

3. ¿Es tu primer trabajo? ¿Has trabajado en otros sitios antes? ¿Eran parecidos?
Después de terminar la carrera hice prácticas en una empresa de consultoría ambiental en León y estuve de voluntaria en un proyecto de investigación de campo en Sudáfrica (estudiando el comportamiento de la mangosta africana, una experiencia muy interesante y diferente al resto).
Mi último trabajo, antes de el actual y después de finalizar el master, fue el de consultora y auditora en proyectos de medio ambiente y sostenibilidad en Deloitte (en Madrid). Esos cuatro años fueron intensos y muy interesantes, puedo decir que aprendí mucho y fue mi primera experiencia en el mundo de la “responsabilidad corporativa”.

4. Cuéntanos cómo es un día “normal” en tu trabajo.
En mi trabajo los días no son nada aburridos. Un día “normal” comienza tempranito (horario alemán), leyendo y contestado emails, revisando el calendario para la semana, preparando reuniones…
Después en función del día puede variar un poco, pero suele haber bastantes reuniones y “trabajo de ordenador”. Las reuniones pueden ser en alemán o en inglés (con compañeros de otros países). El trabajo de ordenador es variado: compilar información, escribir informes, preparar presentaciones, etc.
Los temas de mis proyectos también son bastante variados. Algunos incluyen desarrollo de la estrategia de sostenibilidad a nivel global o gestión de la eficiencia en el uso de los recursos, yo estoy especialmente enfocada en el tema “agua”.

Bayer ambientóloga

5. ¿Cuál es tu parte favorita del día? ¿Y la que menos te gusta?
Es una pregunta difícil de contestar… Pero si tengo que elegir una espontáneamente, creo que pienso en la hora de la comer. No precisamente porque la comida alemana sea santo de mi devoción, sino porque me da la oportunidad de quedar en el comedor de la empresa con compañeros de otros departamentos, conocer gente nueva, intercambiar opiniones, visiones, ideas, entender mejor qué hacen otros en su trabajo, descubrir sinergias…
Cuando llegué aquí pensé que los alemanes estaban locos, enviando invitaciones de outlook incluso para comer. Ahora soy yo la que tiene el calendario lleno de “meetings” a dos meses vista. Para mí es un placer tener esta oportunidad en un ambiente tan internacional y dinámico.

La parte que menos me gusta del día… aún no la he descubierto! 🙂

6. ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
Difícil de resumir en una frase…
Me gusta mucho el aspecto internacional, la posibilidad de trabajar en diferentes idiomas y con equipos interculturales y multidisciplinares (sé que es una frase muy manida, pero es así).

Mi mayor motivación sin embargo es el hecho de trabajar en aspectos ambientales y sociales, que aporten valor a la empresa más allá de lo puramente financiero y que ayuden a crear empresas más sostenibles. Sé que un mundo perfecto, con empresas que no contaminen ni creen conflictos sociales es una utopía. Pero quiero pensar que el trabajo “desde dentro” sirve para algo, para ayudar a que el sector empresarial vaya en la dirección correcta, buscando el equilibrio con los intereses de negocio, que por supuesto están ahí y tienen su razón de ser.

7. ¿Y lo que menos?
Lo que menos me gusta es quizá la sensación de que a veces los cambios en la dirección que tú esperas no avanzan al ritmo que te gustaría, muchas veces por motivos “políticos” internos. Pero eso es algo que hay que aceptar en el mundo de la “responsabilidad corporativa” si no quieres vivir en una frustración continua.

8. Si tuvieras un trabajo diferente, ¿cuál sería?
Si dejo mi imaginación volar, me gustaría un trabajo que combinase mis tres pasiones: la sostenbilidad, los idiomas y el deporte. Algo así como un centro de educación ambiental que ofrezca simultáneamente formación en idiomas y deporte en la naturaleza.
Si alguno de los lectores del blog tiene una oferta que combine estos tres aspectos, que no dude en ponerse en contacto conmigo 😉

9. Rebobinemos hasta cuando tenías 16 años, ¿te imaginabas trabajando en algo así?
La verdad es que a los 16 no sabía que existían trabajos así, entonces no estaban aún de moda los términos “sostenibilidad” o “responsabilidad corporativa” y la carrera de Ciencias Ambientales era algo muy nuevo en España. Pero ya me inclinaba carreras que tenían mucho que ver con esto, como filosofía, psicología, biología o ingeniería forestal o de montes.

10. ¿Cuál era el trabajo de tus sueños cuando eras un niñ@? ¿Por qué?
Cuando era pequeña mi sueño era ser arqueóloga, no sé realmente cómo se me metió en la cabeza pero me parecía apasionante la idea de investigar y descubrir yacimientos y objetos con miles de años de antigüedad y con una historia increíble detrás.
Más adelante quise ser profesora, aunque tuve un mal profesor en el colegio que me quitó las ganas… Por suerte a lo largo de mi trayectoria profesional y en mis experiencias de voluntariado he tenido la oportunidad de hacer mis pinitos con la enseñanza.

11. ¿Qué crees que estarás haciendo dentro de 10 años?
Quién sabe, la vida da muchas vueltas y es difícil de prever que va a pasar de aquí a entonces (a pesar de lo que a mí me encanta planificar).
Pero espero poder seguir trabajando en algo que me motive, que tenga sentido y que esté alineado con mis valores personales. También un trabajo en que me sienta útil, donde realmente aporte y que me permita aprender continuamente.
No tiene por qué ser en el sector empresarial, pero sí me gustaría seguir trabajando en temas ambientales y sociales, sintiendo que el trabajo no es solo lo que te da de comer si no mucho más.
Espero en diez años poder leer estas líneas y sonreír, no arrepentirme por los pasos dados 😉
Y ya que estamos, también me gustaría que el famoso “work-life balance” sea en mi vida más que un bonito anglicismo. Espero ser capaz de combinar un desarrollo profesional positivo con una vida plena, sana y llena de pequeños y grandes placeres. Por pedir que no quede! 🙂

 

En la serie #conCIENCIAdos derribamos los mitos de las carreras científico tecnológicas para conocer a científicos que investigan la cura a graves enfermedades en los mejores laboratorios del mundo, farmacéuticas que hacen malabares con el marketing y la investigación, biólogos domadores de tomates, físicas que se codean con estrellas del cine y la televisión… y personas que han llegado al mundo científico un poco por casualidad! Si eres científic@, ingenier@ – o incluso si te consideras inclasificable – y quieres desgranarnos tu currículum, envíame un email o deja un comentario y me pondré en contacto contigo.

Anuncios

Y tú, ¿qué opinas? ¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s