Mitos y verdades de la regla III: el humor negro.

Visto que el humor negro está de moda, me he puesto a buscar por las redes, y he encontrado éste chiste, perfecto para introducir el tema de hoy:

chiste, regla, menstraución, periodo

Los caminos del humor son misteriosos

Espero haberme mantenido dentro de los límites del humor, y que nadie se salga del post después de esto. Pero al margen de los límites, que es un debate viejo (del 2011), ¿hay algo de verdad en este chiste? ¿Nos ponemos de mal humor las mujeres cuando nos viene la regla?

Esto fue lo que me contaron por Bristol:

La verdad es que, generalizando, se puede decir que sí: nos ponemos de mal humor cuando tenemos la regla. Las cifras varían, pero entre el 30 y el 80% de las mujeres dicen sentirme algo peor física o psicológicamente justo antes y durante los primeros días del periodo.

Se trata del síndrome premenstrual (SPM), un término de manga ancha para referirse a un conjunto de síntomas físicos y emocionales que pueden incluir: tristeza, ansiedad, cansancio, irritabilidad, dificultad para concentrarse… Y también acné, aumento de peso, dolor articular y de cabeza, acumulación de líquidos, antojos…. Una joyita.

Para la mayoría de las mujeres éstos síntomas bastantes moderados, y nos los podemos tomar a broma. Pero para un pequeño grupo (entre el 3 y el 8%), el SPM traspasa el límite (del no humor) y comienza a llamarse Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM). En estos casos, los síntomas tienen pueden tener repercusiones en las relaciones personales y sociales, que pueden llegar a ser graves. Y se recomienda buscar ayuda médica o psicológica.

Muy bien, ya sabemos que es verdad: algunas nos ponemos de mal humor. Pero, ¿por qué? Parece ser que las mujeres que sufrimos cambios de humor premenstruales no tenemos unos niveles de hormonas diferentes al resto, sino que somos más sensibles a las fluctuaciones hormonales típicas del ciclo.

Éstas fluctuaciones afectan a nuestros neurotransmisores, los mensajeros del sistema nervioso. En particular, aunque queda mucho por investigar, se cree que afecta al camino que recorre la serotonina. Los baches en este camino se asocian a la depresión, irritabilidad y ganas de comer carbohidratos.

regla, hambre, carbohidratos

¿Decías?

 Si todo esto te suena a viejo conocido con el que te gustaría lidiar un poco mejor, hay ciertos cambios de estilo de vida que quizá te ayuden. No es que haya una amplia bibliografía al respecto, pero se recomienda reducir la cantidad de cafeína, azúcar y sal ingeridos, cortarse con el beber y el fumar, y hacer deporte. ¿¡Quién lo habría dicho!?

Si sientes que tus síntomas están interfiriendo con tu estilo de vida, por favor visita tu centro de salud. Hay varios tratamientos disponibles.

Anuncios

4 Respuestas a “Mitos y verdades de la regla III: el humor negro.

    • Hola! Gracias por tu comentario. Por lo que he leído, hay mujeres que experimentan dificultad a la hora de tomar decisiones (y sentimiento de pérdida de control) como uno de los síntomas del síndrome premenstrual.

  1. Llegó un poco tarde (perdón), pero quiero comentar que ante esas cifras me siento una extraterrestre… Es que no recuerdo haber sufrido nada parecido al SPM a pesar de su carácter de cajón de sastre de síntomas variados. Sí tengo dolor (dismenorrea), pero se reduce a un par de horas de dolor de espalda el primer día, no es lo mismo.
    Eso sí, me he tenido que bancar al típico gracioso que cuando te enojar en una discusión atribuye tu enojo al síndrome premestrual (porque si un hombre se enoja tendrá sus motivos, pero si es una mujer, siempre es culpa de la regla… En fin)

    • Qué va, no eres una extraterrestre! 🙂 Ya ves que las cifras son muy variables “entre un 30% y un 80% dicen notar algún cambio”. Así que es tan normal sentirlo como no. Además, los síntomas como tu muy bien dices son un cajón de sastre (ay, las hormonas!) y pueden ir de un pequeño dolor, a pequeños cambios de humor, o algún que otro granito (presente!).
      Eso, desde luego, no es excusa para que nadie una puntos por sí mismo, sobre todo si ese alguien no eres tú, más aún si ese alguien nunca ha tenido la regla.
      En mi caso, sí que noto ciertos cambios de humor, pero nunca lo uso de excusa. Cuando nos enfadamos, hombres y mujeres tenemos nuestros motivos – unas veces mejores que otros. Hay factores biológicos que nos afectan a los dos, no sólo a nosotras. Largo tema del que tendría que leer más. Ojalá fuera tan sencillo como algunos lo quieren pintar…!

      Gracias por tu comentario.

Y tú, ¿qué opinas? ¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s