Mitos y verdades de la regla II: la hora de comer.

Durante mi paseo por Bristol me contaron algunas cosas sobre lo que se debe y no se debe comer cuando tenemos la regla:

Además, indagando un poco por la web y en comentarios que me han dejado en las redes sociales, he encontrado otras muchas ideas. ¿Qué hay de real en todo esto? Vamos a por ello.

Qué comer:

Puedes comer de todo. Si te gusta y te sienta bien, ¡no te cortes! No existe ninguna evidencia de que beber zumo de limón pueda cortar el flujo menstrual.  Los lácteos, el aguacate, el pescado o el huevo tampoco producen ningún cambio en la consistencia y olor de la sangre menstrual.

Si notas algún olor desagradable puede coincidir con una infección vaginal al inicio de la menstruación – en este caso, ¡ve al médico! -, pero no tiene nada que ver con los alimentos.

Eso sí, los hábitos alimenticios pueden modificar ciertos síntomas del síndrome premenstrual (SPM). Aquí estoy pensando en el alcohol, pero el SPM se merece un capítulo entero; así que lo dejamos aquí de momento.

No se menciona en el vídeo, pero ya que estamos…

Los antojos, ¿existen?

Otra vez nos encontramos con nuestro amigo el SPM, que se presenta con diferentes síntomas en cada mujer. Uno de los síntomas que pueden aparecer son los antojos. ¿A alguna os apetece un poco de buen chocolate, unas patatas fritas o bollos cuando tiene la regla? No hay una respuesta definitiva a porqué se producen estos antojos, pero las investigaciones apuntan a varias posibles explicaciones:

Serotonina: el síndrome premenstrual puede venir acompañado de una bajada en los niveles de serotonina: el neurotransmisor de la felicidad. Una molécula que hace cosquillas a nuestras neuronas. Comer chocolate y otros alimentos aumenta los niveles de serotonina y otros alegres mensajeros. Lo que no se sabe muy bien es si este aumento de serotonina se debe a la composición del chocolate o a lo rico está.

A Tina Fey le gusta el chocolate.

Deficiencias de magnesio y hierro: que pueden aumentar durante la menstruación. No hay muchas evidencias sobre esto, pero algunos apuntan a que nuestro cuerpo nos puede pedir consumir alimentos a través de los que obtener estos minerales.

Cortisol: en algunas mujeres el síndrome premenstrual se presenta con un aumento del cortisol, una hormona del estrés. Muchos estudios han mostrado cómo el estrés puede aumentar la cantidad de comida que consumimos. Una vez que nos hemos atiborrado parece que nos sentimos mucho mejor, más tranquilos. Desde luego, no más sanos. Todos sabemos que ésta no es la mejor forma de combatir el estrés.

Conclusión: come de todo y controla los antojos, si los tienes. Un poco de chocolate no hace daño a nadie, pero hay que controlarse ante los encantos de Willy Wonka.

willy wonka

Willy Wonka, el maestro de los dulces.

Anuncios

2 Respuestas a “Mitos y verdades de la regla II: la hora de comer.

  1. Pingback: ¿Por qué nos vuelven locas los dulces cuando se avecina la menstruación?·

Y tú, ¿qué opinas? ¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s