Trypanosoma brucei, un nadador peligroso

¡Otra colaboración! Esta semana Ana nos habla de un parasito que investiga para intentar erradicarlo.

Ana y yo fuimos juntas al colegio, luego ella estudió Química en la Universidad de Salamanca y se lanzó a recorrer mundo. A día de hoy, está a punto de terminar su doctorado en los laboratorios Max F. Perutz, de la Universidad Viena. Os dejo con ella.

image

 Nuestro planeta está lleno de criaturas fascinantes. Hoy os hablaré de una de la que probablemente no habéis oído hablar muy a menudo. Un organismo extraño, difícil de clasificar, fácil de confundir.

 Su nombre es Trypanosoma. Mide aproximadamente quince micras y consiste en una sola célula. Posee un flagelo y se pasa la vida nadando (ver vídeo). Pertenece al reino protista, que incluye todos esos organismos que no son ni bacterias, ni animales, ni plantas, ni hongos. No puede vivir libremente, sino que es un parásito obligado.

Existen varios tipos de Trypanosomas distribuidos en diferentes zonas geográficas, fundamentalmente en el hemisferio sur. Nos concentraremos en Trypanosoma brucei (T. brucei), que vive en África. T. brucei se pasa la vida alternando entre sus dos hospedadores: la mosca tse-tse y los mamíferos, incluyendo diferentes especies de ganado y el hombre.  Normalmente se hospeda en el estómago de la mosca pero es capaz de viajar hasta las glándulas salivales. Cuando una vaca, un caballo, una oveja o una persona sufren una picadura por parte de la mosca tse-tse, T. brucei es transmitido al torrente sanguíneo. Y es ahí cuando empieza una auténtica pesadilla llamada tripanosomiasis o enfermedad del sueño, que no tiene nada que ver con la narcolepsia.

Tras la infección, los Trypanosomas se multiplican en la sangre y son capaces de llegar hasta el sistema nervioso. A partir de este momento, la persona infectada sufre graves daños neurológicos,  que pueden llegar incluso al coma. Si no se trata, la enfermedad es mortal.

Según la Organización Mundial de la Salud, en estos momentos millones de personas en 36 países en África se encuentran amenazadas por la enfermedad. Lamentablemente, no existe ninguna vacuna efectiva y los tratamientos disponibles son altamente tóxicos.

A menudo se incluye a la enfermedad del sueño en el grupo de las denominadas “enfermedades olvidadas” o, en otras palabras, enfermedades que poco o nada nos importan en el mundo desarrollado. La inversión por parte de los gobiernos y las compañías farmacéuticas en la investigación y desarrollo de fármacos antitrypanosomales es bastante reducida en comparación con otro tipo de enfermedades. Y aunque se desarrollase un nuevo medicamento más efectivo, su comercialización sería difícil si se tiene en cuenta el poder adquisitivo de los pacientes que podrían demandarlo.

Ahora me gustaría pediros que pensaseis en la última vez que fuisteis al médico. Probablemente necesitabais unas recetas o un diagnóstico. Independientemente de que recibierais malas o buenas noticias, estoy segura de que no os tuvisteis que preocupar demasiado por cómo llegar al centro médico. Os acercasteis a pie o en el peor de los casos, utilizasteis un coche o el transporte público. Sin embargo, millones de personas en África no tienen acceso a ningún tipo de servicio sanitario o tienen que viajar durante días por caminos intransitables para poder recibir atención médica. Éste es otro de los grandes problemas asociados con la enfermedad del sueño, la precariedad de los servicios de diagnóstico precoz.  Afortunadamente, existen cada vez más iniciativas que trabajan por mejorar la accesibilidad a la sanidad en las áreas más pobres del planeta. Una de ellas es la liderada por Yanis Ben Amor, Columbia University, Millennium Villages Project. La enfermedad del sueño supone además un gran impacto negativo en la economía del continente africano, pues los animales afectados no pueden utilizarse para la ganadería.

Varios grupos de investigación en el mundo trabajamos cada día para entender mejor diversos mecanismos moleculares que gobiernan el metabolismo y la división celular en Trypanosomas.

Si deseas más información sobre este organismo, te gustaría conocer los diferentes grupos de investigación en el mundo o disfrutar de fotos artísticas con forma de Trypanosoma, visita tryps.rockefeller.edu.

Ana Lozano

Anuncios

Y tú, ¿qué opinas? ¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s