Reproducciones 3D… fuera de las salas de cine

Antiguamente cada casa escondía un artesano, un mecánico, un sastre… improvisados en cualquiera de los miembros del hogar.  Las materias primas se transformaban en utensilios, trajes y herramientas al gusto y medida de cada usuario. A pequeña escala, de manera sencilla pero duradera.  Sería mucho pedir trasladar todo esto a nuestro mundo actual, pero quizá no estamos demasiado lejos de una aproximación futurista en la que el artesano, el mecánico y el sastre se limitan a diseñar lo que una impresora 3D convertirá en un objeto real.

Hasta cierto punto, esto ya es posible hoy en día, aunque quedan muchos pasos para que estas impresoras de objetos se conviertan en el nuevo horno microondas de cada casa.

Para entender cómo funciona una impresora 3D tenemos que definir sus tres componentes fundamentales: la propia impresora, el material de impresión –equivalente a la tinta – y el software que la acompaña.

Una de las principales limitaciones radica en el tamaño de la impresora: grandes objetos requieren una impresora de gran tamaño, más relacionada con el uso industrial que con el doméstico.

En cuanto a la tinta, las impresoras 3D logran producir objetos gracias a la inyección de plástico líquido o polvo de arena.

Nos queda el software. A día de hoy, ya están apareciendo las primeras compañías, como Thingverse o Shapeways, que venden los diseños de diferentes productos- desde juguetes hasta bisutería- para su impresión en tres dimensiones. En este sentido los límites están solamente en nuestra imaginación. En Ultrasound3dPrinted ofrecen la impresión de ecografías tridimensionales, estudios de arquitectura están empezando a utilizarlo para una producción más económica y rápida de maquetas, incluso existe una previsible aplicación tejana para la reproducción casera de pistolas. Es fácil pensar en las posibles consecuencias bélicas –más o menos oficiales- que estas aplicaciones pueden tener.

De todos modos, el mayor campo de aplicaciones de las impresoras 3D se sitúa en la producción de tejidos.  Por un lado, se ha planteado la producción de carne de animales in vitro para el consumo humano, de manera similar a como se ha propuesto ya anteriormente, pero con la ayuda de una impresora para “tejer” las células entre sí. Por otro, se piensa en diferentes aplicaciones para la regeneración de tejidos.

La empresa Organovo ya ha logrado producir vasos sanguíneos y algunos tejidos. Para ello utilizan lo que llaman “biotinta”, una suspensión de células que inyectan capa para dar lugar al tejido. Básicamente podemos distinguir entre dos tipos de impresoras 3D para la regeneración de tejidos:

En primer lugar están las que imprimen simplemente esta biotinta formando capas de células. Esta tecnología hasta el momento se ha podido utilizar para formar simulaciones de tumores en los que luego se prueban diferentes tratamientos.

Por otro lado, se puede combinar la impresora con una máquina de electrohilado encargada de tejer el molde donde luego crecerán las células, de manera que se obtengan tejidos lo más similares posibles a los que componen nuestro cuerpo. Esta técnica se ha empleado para la creación de cartílago que ha sido luego trasplantado con éxito a la orejas de un grupo de ratones.

De momento, si alguien se quiere hacer con una impresora 3D puede aprender todo lo necesario para construir y manejar una en Barcelona, donde tiene sede el proyecto Reprap, de la Universitat Politécnica. Otra alternativa más inmediata es comprar una directamente, como la que ofrece la empresa MakerBot, con su modelo Replicator 2.

Una vez más parece que la frontera está más en las ideas que en su realización… Al menos, en lo que a tecnología se refiere.

Anuncios

Y tú, ¿qué opinas? ¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s