Toda fuente de combustible doméstica es peligrosa por sí misma, estamos hablando de riesgos implícitos. En este artículo haremos referencia al peligro por consumo de gas, pero en tu hogar. Revisa bien esta información que te permitirá solventar algunos aspectos importantes que quizá no conocías.

Si quieres saber todo sobre el gas, calefacción a gas, cocina a gas, proveedor de gas, cancelación de tarifa regulada, visita nuestro portal, también encontrarás más sobre el peligro de explosión de gas, peligro de incendio, peligro de fuga de gas, emergencia por fuga de gas, visita nuestro portal web.

Peligro por consumo de gas, usos del gas, causas de riesgo por consumo de gas, peligros potenciales,

Usos del gas en el hogar

Para valorar lo concerniente al peligro por consumo de gas, debemos saber dónde lo utilizamos. Los usos más comunes son en calefacción que de hecho tiene un 82% del total de gas distribuido. Otra utilidad es la cocina, que tiene el 17%, pero cubre estadísticamente casi la totalidad de esta aplicación. La tercera es la generación de agua caliente sanitaria con apenas el 1% de aplicación. En este caso, las alternativas son numerosas pero restringidas a usos más costosos.

Equipos asociados al uso de gas

Otro aspecto que debes valorar en el caso del peligro por consumo de gas es el relacionado con equipos. Las instalaciones las colocaremos acá para poder valorar su impacto en los riesgos implícitos en el uso de este combustible. Los equipos serian las calderas, cocinas y calentadores de agua que son comunes a todo ámbito doméstico. Agreguemos las instalaciones compuestas por los ductos y las válvulas en conjunción con equipos de medición. En este aspecto es bueno recordar que cada punto de conexión, puede generar problemas diversos.

Peligros potenciales del consumo de gas

En este punto haremos referencia a los más comunes de los eventos que suelen suceder por el uso de gas. No solo del gas natural canalizado sino en general de butano y propano en contenedores.

Incendio

Es el más común de todos los peligros, originado por la exposición de una fuga y el contacto con una fuente de calor. El incendio representa un riesgo potencial en toda instalación de gas y se debe a la propia consistencia del gas que es capaz de filtrarse por ranuras muy pequeñas.

Explosión

Se trata de un riesgo menos común pero igualmente peligroso. El gas se acumula y crea una burbuja en el sitio que lo contiene, al exponerse al calor, estalla y genera una onda de choque. La misma puede causar heridas y hasta la muerte, además del deterioro y pérdida de bienes materiales. Sucede como consecuencia de mantener la fuga contenida en un espacio pequeño, no se enciende, pero si estalla. Existen paginas especializadas en control de riesgos, allí encontraras explicaciones técnicas precisas sobre esta contingencia.

Envenenamiento

El gas natural es incoloro e inodoro. Las compañías distribuidoras agregan sustancias para darle un olor penetrante que permita avisar de una fuga. Sin embargo, en estados de sueño o de descanso profundo esta medida no es efectiva. La inhalación prolongada de gas puede causar daños cerebrales o respiratorios severos. De hecho, te incapacitan porque entras en un sopor que te impide protegerte. En páginas especializadas en primeros auxilios se explica el proceso de envenenamiento.

A través de este artículo te informarás acerca de la Intoxicación por inhalación de gas y sus riesgos para la salud.

Causas de los riesgos por consumo de gas

A continuación, exploraremos las causas más comunes de este tipo de problemas en el hogar. Hablemos de contingencias originadas en el suministro, instalación y manipulación de los equipos e instalaciones.

Calidad de los equipos e instalaciones

La misma se refiere a dos aspectos fundamentales, uso y mantenimiento. El uso continuo genera desgaste que puede causar fugas y roturas. Recuerda un aspecto fundamental del gas y su transporte en ductos. El mismo se presenta a presión, es decir, para que pueda circular, la presión es esencial. Esto crea un tipo de fricción mínima pero constante sobre todo en equipos de uso prolongado, generando fugas.

Manipulación inexperta

Esta es la causa más común de accidentes causados por el uso de gas. No son comunes porque se ha eliminado parte del problema a través de la canalización. Esto hace que sean técnicos especializados los que mayormente se hacen cargo de fallas e instalaciones.

Sin embargo, existen posibilidades que te parecerán increíbles, pero suceden. Cosas como un traslado de otros equipos por el área de ductos. Una manipulación errada y se da la rotura. Si la misma no es perceptible por su dimensión, corremos el riesgo de acumulación de gas y la consiguiente posibilidad de explosión.

Asimismo puede suceder con la colocación de equipos de medición por parte de usuarios, que los requieren para monitoreo. En estos casos, puede colocar equivocadamente una conexión o ponerla con deficiencia. El ajuste debe ser perfecto y esto solo se logra a través de la experiencia continua y prolongada.

El factor humano

En este mismo rango debemos colocar el manejo por parte de personas sin la capacidad para evaluar el riesgo. Casos como niños o ancianos con problemas específicos o con movilidad limitada. Siempre constituyen tipo de manipulación inadecuada de las instalaciones y equipos. Una llave mal cerrada, una hornilla que queda encendida, un piloto que se apaga y no tiene control automático. Todos son eventos humanos que pueden evitarse.

El manejo de los peligros por consumo de gas

Finalizando el punto anterior, hicimos referencia a los eventos que puede evitarse y que son el resultado de acción humana. Pues bien, a continuación, te presentamos algunos consejos prácticos para limitar el efecto de esa acción inexperta.

Revisión

Es importante que los equipos sean revisados periódicamente. Este es un concepto que incluso el Estado tiene en mente con el denominado diagnóstico de instalaciones de gas. El mismo es el paso previo para una certificación que debería ser algo más que un requisito. Nuestra recomendación es que lo hagas permanentemente.

Prevención

Evidentemente nunca estará de más que pienses en Murphy, lo que puede pasar, seguramente pasará. Para evitarlo, la mejor solución es prevenirlo, disminuyendo los elementos de riesgo. Lo mejor que puedes hacer es dejar en manos expertas cualquier manipulación que debas realizar en tus aparatos.

Finalmente, la información pertinente, nunca pero nunca estará de más. Mientras te mantengas, informado mejor podrás lidiar con los peligros por consumo de gas.

En el vídeo ponemos a tu disposición información relacionada con las medidas de prevención de accidentes por uso de gas: