El gas es un elemento sumamente volátil que puede generar bastantes problemas si no te lo tomas en serio. Uno eventualidad de más frecuencia de la que asumimos es precisamente el peligro por fuga de gas. En la actualidad, el peligro por fuga de gas se asocia al uso de calderas, cocinas o calentadores, aunque no es el único peligro, ya que existen otros riesgos como la inhalación de gas, las explosiones y los incendios, si quieres dar de alta al gas Natural con Endesa consulta su web.

Peligro de fuga de gas

El gas natural, una bendición si la manejas adecuadamente

No debemos mentirnos, la gran mayoría de los accidentes suceden por errores humanos. Errores que de hecho podemos prevenir o corregir para disminuir sus consecuencias. El gas natural tiene una naturaleza que lo hace propenso al peligro por una fuga de gas. Es volátil, inodoro, altamente inflamable y más pesado que el aire. Un coctel que nos hace pensar en su utilidad.

Componentes para aprovechar el gas natural

El peligro de fuga de gas nace precisamente de los equipos e instalaciones con las que lo manejamos. La cocina, el calentador, la caldera, los ductos y las válvulas, así como el medidor, son los sitios de riesgo. En efecto, las conexiones se verifican en estos lugares y la mayoría de las fugas las encontraremos allí. El peligro de fuga por gas, podemos limitarlo en una medida considerable a las conexiones.

Peligro de fuga de gas

Qué es una fuga de gas y cómo manejarla

Podemos asumir que todos reconocemos las instalaciones de gas en nuestro hogar. Al menos alguna vez hemos apreciado la acometida el medidor y la caldera y en mucho mayor frecuencia, la cocina. La fuga de gas es la pérdida del fluido en cualquier de estos elementos sumando la tubería de transporte.

Cómo podemos reconocer la fuga de gas

El inicio de todo procedimiento relacionado con el control de una fuga surge de detectarla. No es lo más sencillo, pero tampoco imposible. Una de las primeras señales es el silbido típico de escapes de gas. Es una especie de siseo constante, sobre todo en áreas en las que no existen otros elementos que puedan generarla.

Otro elemento que tomar en consideración es el olor. Aun cuando en condiciones naturales el gas no tiene olor, la industria nos hace el favor de colocarle un odorante. Esto implica que tiene un ligero aroma que le ofrece el mercaptano, desagradable y evidente pero no muy fuerte.

Finalmente, cuando se trata de fugas externas, puedes evidenciarlas a través de burbujas en agua estancada. Esto también puedes convertirlo en un mecanismo para probar las tuberías a través de colocar solución jabonosa en las juntas.

Riesgos del peligro de fuga de gas

La fuga de gas puede producir varios eventos que son considerados como peligrosos, algunos potenciales y otros accidentes. En otras entradas hemos hecho referencia a incendios y explosiones, pero la inhalación es un peligro realmente mortal. Infórmate de las consecuencias de respirar gas en el cuerpo humano a través de este sitio.

Riesgos de salud

La cuestión con las fugas de gas sobre todo cuando dormimos es que no las percibimos a pesar del olor. Esto produce una inhalación prolongada que incrementa los efectos nocivos en nuestro cuerpo. Las consecuencias generalmente se relacionan en orden de prioridades entre la asfixia leve, hasta la intoxicación. Esta última puede degenerar en envenenamiento y tiene efectos mortales o dejar secuelas transformadas en enfermedades respiratorias.

Riesgo de explosión

El gas puede acumularse en un sitio cerrado sin ventilación adecuada y generar una explosión. Esta se produce como consecuencia de la expansión repentina del gas liberado del contenedor, pero convertido en material volátil. La explosión puede causar daños por la onda de impacto, tanto en el inmueble como en personas y objetos. No necesariamente genera fuego ni calor, sino la pura expansión explosiva.

Riesgo de incendio

Evidentemente, una fuga puede convertirse en llama si se le expone a una fuente de encendido. Las mismas pueden ser incluso simples contactos eléctricos en corto. Se ha demostrado que se requiere de impactos térmicos o eléctricos mínimos para encender el gas. Eso que lo hace beneficioso lo convierte en peligroso. Los incendios causados por fugas de gas, no son comunes, pero si son altamente probables. Esto es particularmente determinante en espacios cercanos a áreas riesgosas como el caso de talleres eléctricos.

Acciones que tomar para eliminar el peligro por fuga de gas

Cuando efectivamente hemos detectado una fuga de gas tenemos un pool de opciones a considerar. En este punto queremos hacer énfasis en algo fundamental, lo primero es tu seguridad así que evalúa bien tu acción.

Antes de presentarse

Lo mejor es la prevención, evitar que suceda es mejor que controlarlo cuando ocurre. Para ello, lo más indicado es el diagnóstico de nuestras instalaciones. Sencillo, practico, legal y lógico. Sencillo porque no requiere de grandes aparatos sino de nuestro olfato inicialmente. Practico porque evita otros costes más elevados en recuperación. Legal porque la ley lo pauta a través de la certificación correspondiente. Lógico porque depende del sentido común, que sabemos que es el menos común de los sentidos, pero inténtalo.

Cuando se presenta

Primero evalúa la condición de la fuga. No intentes repararlo tú mismo si no te ves realmente capaz. No es un asunto de orgullo, sino de nuevo, sentido común. Llama a los técnicos especializados. Contrata con tu compañía comercializadora un servicio técnico para estos casos. De hecho, muchas tarifas lo incluyen. Toma la precaución de sacar a tu familia de casa mientras resuelven el problema. Verifica que tanto es el resultado de descuido o falta de mantenimiento y toma nota para resolverlo.

Después del evento

Asume tu parte de responsabilidad si la hay. Mientras estés consciente de tu accionar, podrás corregir con mayor facilidad. Repite la evaluación diagnóstica con una periodicidad más frecuente. No es un gasto, es una inversión en tu seguridad.

Cuando creas posible la ocurrencia de una fuga de gas, no la tomes en broma, es mucho más serio de lo crees. Solo piensa que puede que no sea un evento aislado, sino el producto de desgastes. La seguridad primero que nada recuérdalo.

Puedes aprender más sobre fugas de gas haciendo clic aquí o viendo este vídeo: