Ninguna persona en su sano juicio afirmaría que se podría obtener energía solar fotovoltaica, hasta que aparecieron los paneles solares, cuya instalación empezó siendo muy costosa, y hoy en día la energía solar es una de las alternativas energéticas más asequibles desde todo punto de vista, ya sea para usarlos en movimiento o para almacenar energía. Por otro lado, también podemos encontrar paneles térmicos, una variedad de los paneles solares.

paneles solares flexibles

Conociendo los paneles solares flexibles

Claro que, las necesidades en la actualidad han cambiado, y los científicos al notar que los paneles fotovoltaicos actuales son limitados para ciertos propósitos, se dieron a la tarea de idear lo que se conoce como paneles solares flexibles.

En el caso de los paneles solares fotovoltaicos convencionales que se encuentran en el mercado, están elaborados en silicio cristalino. No obstante, las tecnologías más recientes de segunda y tercera generación que utilizan capas finas, están en pleno desarrollo además de ser beneficiosas.

Origen de las placas solares fotovoltaicas flexibles

Entre las ventajas que se persiguen se encuentra la flexibilidad, y uno de los pioneros que logró la conformación de paneles solares flexibles se llama Alan Heeger, quien en el año 2000 fue el acreedor del Premio Nobel de Química gracias a esta invención.

paneles solares flexibles

Materiales flexibles de paneles solares

Se tienen numerosos materiales que se emplean en la fabricación de paneles solares flexibles y plegables, específicamente los que tienen película delgada. Nombramos los materiales a continuación:

Silicio amorfo

Se trata del producto resultante del gas de silano e hidrógeno, el cual tiene la facultad de absorber la energía solar con solo tener un espesor de 0,2 y 0,3 micrones. Es por esta razón que la tecnología que utiliza este material se llama capa delgada.

CIGS

Consiste en un material fotovoltaico que está compuesto de una aleación de cuatro elementos, tales como cobre, galio, indio y selenio. Suele depositarse en película policristalina delgada, sobre láminas flexibles elaboradas en acero inoxidable, acoplada a una capa de cadmio.

El coste de producción de este material es inferior al de otras tecnologías que emplean silicio, lo que hace que este producto sea una solución atractiva desde el punto de vista económico.

Telururo de cadmio (CdTe)

Al igual que el CIGS, el elemento semiconductor está distribuido en una capa delgada policristalina, sobre láminas flexibles. Su inferior coste de elaboración, en relación a las tecnologías que emplean silicio policristalino, la convierte en una alternativa muy interesante.

Este material aporta los mayores rendimientos energéticos, ya que es capaz de absorber una buena parte de la radiación solar con una capa que ronda las 2 micras de espesor, más allá de la relevancia que pueda tener la luz del sol.

Polímeros orgánicos

Este tipo de materiales se utilizan para que los paneles solares sean más flexibles. Todo esto ha contribuido en que se empleen uno o más polímeros fabricados a partir de elementos químicos como el carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.

Las células fotovoltaicas que se obtienen, se componen de una o más capas, teniendo como resultado un material semiconductor de origen orgánico, contenido a su vez entre dos electrodos. Uno de los dos es transparente para que puedan pasar los rayos solares.

Se está trabajando en otras tecnologías, como es el caso de los módulos solares flexibles, que están compuestos de cristales de zinc, estaño, selenio y azufre.

Ventajas y desventajas de los paneles solares flexibles

Ventajas

Estos paneles solares son superiores a sus similares rígidos de muchas formas, y lo explicamos de la siguiente manera:

  • Son mucho más ligeros, delgados y flexibles (tal y como su nombre lo indica), ya que cuentan con la capacidad de plegarse hasta unos 30 grados.
  • Estos paneles son recomendables para edificaciones con techos que no aguanten el peso de las placas solares convencionales.
  • Están presentes en vehículos recreativos, aplicaciones fuera de la red y embarcaciones. La flexibilidad de estos paneles hace que se instalen en casas rodantes y edificios, en los que se pueden encontrar patrones y contornos de tipo curvo.
  • El hecho de que sean tan livianos los hace ideales para usarlos de forma temporal o para el corto plazo.

Muchos de los cargadores para teléfonos inteligentes, ordenadores portátiles y otros aparatos funcionan con paneles solares de tipo flexible. También se hacen presentes en instalaciones militares en las que las que no existan fuentes eléctricas convencionales.

Desventajas

Pueda que los paneles solares flexibles sean considerablemente más económicos que los paneles rígidos, pero no existe la tecnología perfecta, de modo que estas láminas cuentan con ciertas desventajas:

  • Los paneles convencionales se disponen a unas pulgadas del tejado, lo que hace posible que el aire fluya fácilmente enfriando de esta manera el módulo, cosa que no ocurre con los paneles flexibles ya que se colocan al ras, disminuyendo así su eficiencia energética.
  • Estos paneles tienen etapas de garantía más reducidas que los paneles convencionales. Los paneles flexibles tienen garantías de 5 años, a diferencia de los tradicionales que vienen garantizados alrededor de 20 años.

Otros datos curiosos de los paneles flexibles

Empresas que venden paneles solares flexibles

En la actualidad existen varios fabricantes que se dedican a la distribución de paneles solares, como es el caso de Go Power, Eco-worthy, Grape Solar y King Solar.

Peso de los paneles

Debes saber que el peso de cualquier panel depende de su flexibilidad o rigidez, así como también de quién lo fabrica y de la generación de energía. No obstante, los paneles solares flexibles son 75% más ligeros que las placas solares rígidas.

Un buen ejemplo que ilustrar es el panel Windynation flexible, el cual pesa 1,81 kilogramos, a diferencia del panel rígido Renogy de 100 vatios que pesa 7,25 kilogramos. No hace falta ser un erudito para entender que se pueden encontrar placas solares flexibles baratas.

El hecho de que estas tecnologías se empleen en dispositivos portátiles, nos hace ver que los paneles solares flexibles pequeños sean tan comunes como las placas rígidas.

El futuro de los paneles solares flexibles

Los avances modernos de la tecnología, orientados específicamente a paneles solares flexibles, hace que estos sean más económicos y, por lo tanto, mucho más fáciles de elaborar que los paneles rígidos.

Claro que el precio de las placas solares flexibles en la actualidad es similar por vatio, respecto a los paneles solares convencionales. Tanto los paneles solares rígidos como los flexibles, reflejan lecturas mixtas cuando se les somete a pruebas de robustez general.

Dicho de otra forma, los paneles flexibles se rasguñan más fácilmente que los paneles convencionales. Sin embargo, los paneles tradicionales por el hecho de estar fabricados en vidrio, son elementos mucho más frágiles.

Simplemente era cuestión de tiempo para que apareciese una opción alterna a los paneles de silicio, que más que sustituirlos, incrementan la oferta de tecnologías destinadas a ofrecer energía solar, de modo que los costes de esta opción energética sean más asequibles.

A través de este artículo puedes conocer todo lo relacionado con paneles solares fotovoltaicos flexibles y las nuevas tecnologías que se están desarrollando al respecto.