El uso del servicio de gas e bastante común. Se trata de este tipo de suministro del que no podemos abstraernos porque estamos acostumbrados. Pero igualmente la electricidad es un servicio básico que contratamos en la menor opción disponible. El mercado liberalizado da para eso y más, escoger entre muchos proveedores como Endesa la opción que más nos guste. Pero en el caso de un mismo proveedor de gas y electricidad, la cuestión entra en otra dimensión. Se requiere de más información y sobre todo de elementos de juicio para tomar una decisión acertada.

Si quieres saber más sobre el proveedor de gas online, factura del proveedor gas, Fenosa proveedor de gas natural, reducir consumo de gas, visita nuestro portal Web.

Mismo proveedor gas y electricidad, gestiones, servicios, contratación, ventajas y desventaja

Cómo funciona el mercado de energía en España

Precisamente, para tomar una decisión adecuada sobre un mismo proveedor de gas y electricidad, este es un punto importante. A partir de la apertura del mercado de energía español, las opciones y situaciones varían y confluyen en algunos aspectos. Uno de los más importantes es la oferta disponible que puedes ubicar en los portales de cada compañía. Servicios, gestiones, asistencia, reclamos algunas de las diligencias que puedes realizar a través de este mecanismo.

Las empresas proveedoras de energía

Son el último eslabón de la cadena que te lleva energía al hogar, se comportan como las comercializadoras. En este tramo es que puedes tener un mismo proveedor de gas y electricidad para satisfacer tus necesidades. Puede que tengas el mismo distribuidor para ambos conceptos, pero tienes libertad de elegir a la empresa que te da el suministro. En este caso debes realizar algunas gestiones comunes en todo el espectro energético.

Gestiones para solicitar el servicio de un mismo proveedor de gas y electricidad

Se trata de un conjunto de diligencias generadas a partir de tus necesidades y requerimientos de energía comercializada. En el entorno del negocio energético existe una homologación de acciones, es decir, son parecidas para uno u otro rubro. Dichos trámites son como te explicamos a continuación

Solicitud de servicio

Se trata de la parte en la cual solicitas a la empresa seleccionada que te incluya en su plan de suministro. Tanto sea gas como electricidad debes comunicarte a través de los canales disponibles y solicitar el suministro.

A través de este artículo, obtendrás información sobre los requerimientos para dar de alta los suministros de gas y luz.

Documentos requeridos

En este punto, la similitud en gas y electricidad es evidente. Se relaciona con los diferentes mecanismos de identificación y pago.

Numero CUPS

Primero deberás contar con un numero CUPS. La asignación del código universal de punto de suministro le corresponde a la distribuidora. Pero la gestión la hace la comercializadora que dispone del contacto directo con la anterior. Asimismo, se refiere a un número individualizado y particular, para cada servicio por separado. Toma en cuenta ese dato, el CUPS no te sirve independientemente para ambos servicios, cada uno tiene el suyo.

Identificación del usuario titular del servicio

Se refiere a tu DNI. En el caso que decidas contratar el mismo proveedor de gas y electricidad, el registro quedará a tu nombre. Esta identificación constara en la factura que te llegara explicando ambos conceptos.

Cuenta bancaria

En la misma podrás domiciliar el pago de la factura y realizar las acciones pertinentes de otros servicios contratados. Deberá estar a nombre del titular del servicio que en caso de ser de gas y electricidad vendrá consolidado. Recuerda visitar la página del proveedor de gas y electricidad que seleccionaste para que comprendas la factura adecuadamente.

La contratación de gas y electricidad con un mismo proveedor

Es una decisión importante, que debes basar en analizar la oferta, pero no solo la económica. De hecho, en estos casos es quizá la parte menos importante porque las diferencias en factura de gas no son significativas.

Ventajas de contratar un mismo proveedor de gas y electricidad

Son varias que debes asumir en perspectiva de tiempo y economía. Al consolidar tus servicios, tienes menos trámites que realizar. Un solo pago, una sola factura un solo dolor de cabeza.

Además, la oferta en ese caso será superior, porque eres dos clientes en uno. Muchas compañías tienen tarifas especiales para este tipo de clientes, pero debes revisar los aspectos colaterales.

Existen servicios conexos que pueden variar por la contratación doble como los técnicos. Debes ser específico en este sentido, revisar que dan cobertura a ambos suministros y que no quedara uno en desventaja.

Otra ventaja comparativa es la complementariedad. Se trata de servicios que pueden complementarse en espacios particulares como la calefacción. Imaginemos un caso práctico. Instalas un sistema de gas que no es totalmente eficiente, y deseas completarlo con el de radiadores eléctricos. La empresa comercializadora puede prestarte auxilio técnico para concreta la menor combinación. Asimismo al tener un proveedor común, el suministro queda garantizado en cualquier eventualidad como una fuga.

Desventajas de contar con un mismo proveedor de gas y electricidad

Quedas atado a un mismo servicio que puede resultar no tan bueno como dice la publicidad. En ocasiones y no creemos que se presenten muchas, se abarca un espacio tan extenso que algo termina fallando.

Son servicios esencialmente diferentes, por lo que los aspectos técnicos varían mucho de uno a otro.

Las tarifas son complicadas de entender porque tienen muchos términos asociados. Cosas como Potencia contratada y consumo efectivo, se repetirán en tu factura y puede que no los comprendas.

Otro aspecto que tomar en cuenta es el del monto de la factura, igual debes cancelarlo, pero será más grande. En algunas ocasiones tenemos limitaciones para efectuar desembolsos de cierto tamaño y aquí tendrás uno medio siempre.

Las implicaciones legales son más complejas según el contrato que cierres, por ejemplo, para el cambio de titular.

Siempre será una opción, pero no es obligatoria. Como siempre te decimos, tu decisión tiene que ser racional y basada en una verdadera valoración de opciones. Por ejemplo, el comportamiento de la empresa en el servicio técnico o su asesoría. Algunas compañías hacen un esfuerzo importante en orientarte, no solo en que las contrates y eso pesa.

Si observas el video, podrás entender las facturas de la luz y del gas: