Cocinar con gas natural, butano o con electricidad son opciones que puedes ver a diario. Cuando decides mudarte o emprender una modificación en tu casa, es la oportunidad para valorar esta decisión. Todas tienen aspectos positivos y atractivos, que pueden inclinarte por una u otra opción. En este artículo haremos referencia a la cocina de gas y sus ventajas, sin tomar partido, aunque nos gustan mucho.

cocina gas ventajas

¿Cómo funciona una cocina a gas?

El funcionamiento es sumamente sencillo, determinado por razones que te explicaremos a continuación. La misma te servirá para entender la cocina de gas y sus ventajas. Sin embargo, podemos resumirlo con una simple explicación de sus partes y funciones. El gas llega normalmente por un dispositivo de canalización o por bombona removible. Una vez que tienes conectada tu cocina, el proceso sigue con la disposición de ductos para el transporte desde la acometida.

Llegado el gas al aparato, solo resta que pase por las válvulas especiales de regulación. Esta parte del dispositivo permite que se presente una mezcla combinada con el aire y generan el fuego. La llama dependerá de la riqueza de la mezcla anterior. Como ves, es de una simpleza única que integraremos precisamente en la cocina de gas y sus ventajas.

¿Qué opciones tengo en el caso de las cocinas a gas?

Esta es una pregunta interesante desde la perspectiva del conocimiento adecuado para tomar una decisión racional. La adquisición de la cocina de gas depende del suministro y este no es restringido a la red de distribución de tu localidad. Cuentas con opciones diversas que van desde la pequeña cocina portátil de butano, hasta la disposición de contenedores de 12 kg.

A su vez, existen las denominadas cocinas mixtas que funcionan con gas y electricidad en alguna de sus partes. Sobre todo, se encuentran con funcionalidad a gas en la encimera y eléctrica en el horno.

cocina gas ventajas

Valorando las posibilidades de las cocinas a gas

Para lograr esto al menos en lo que respecta al presente artículo, vamos a ofrecerte una manera de discriminar el asunto. Te presentaremos las ventajas y desventajas de cada tipo de cocina, así como de los suministros. Sin embargo, si deseas conocer más acerca de este punto, a través de este sitio podrás manejar información efectiva.

Valorando por suministro

Entendemos que existen tres formas fundamentales, gas natural directo canalizado a través de la red de distribución en primer lugar. La segunda posibilidad son los contenedores o dispositivos tipo bombonas o botellas de gas butano en presentaciones diversas. La tercera opción es la representada por los modelos portátiles de dispensadores recargables de butano.

Ventajas y desventajas por suministro

Un aspecto que debes tomar en consideración es lo que los diferencia. No hay ninguna diferencia en cuanto a rendimiento y precio muy similares, así que no haremos énfasis en estos aspectos. Los damos por vistos.

La ventaja de ambos natural y butano es su precio precisamente en comparación con lo de la electricidad. Una cocina eléctrica es menos eficiente en cuanto a relación precio rendimiento. Una ventaja evidente del gas natural es precisamente su canalización, no requiere de suministros periódicos. Al contrario, el butano requiere de comunicarte con la comercializadora para contar con el servicio.

Ahora bien, en regiones donde el acceso del gas canalizado es difícil, la solución ideal es el butano en bombonas. Allí no hay opción y la referencia seria en relación con la electricidad y las dificultades para acceder al suministro. Recuerda que en el caso de bombonas de gas butano dependes de transporte. Asimismo, existe un riesgo implícito en el manejo inadecuado del gas butano. Una mala conexión o un escape por manipulación constante pueden generar un riesgo que no tiene el canalizado.

Valoración por tipos

Los tipos de cocina también son un aspecto que tomar en cuenta cuando vas a establecer la cocina de gas y sus ventajas. Cada tipo tiene sus especificidades que lo hacen mejor o peor que otros. Los disponibles son encimeras, cocinas con horno, mistas y portátiles.

Ventajas y desventajas por tipo de cocina de gas

En el caso de la encimera las diferencias son mínimas, casi imperceptibles porque no hay mucha condición de juicio. La encimera tiene una particularidad y es que es empotrada, su lugar es definitivo. En estos casos se puede pensar que el canalizado sea mejor porque también se limita la modificación de instalaciones.

Las cocinas con horno son otro cantar, existen diferencias sustanciales que debes valorar un poco más. Por ejemplo, precios, se trata de un ámbito en el que la competencia hace que las de butano sean relativamente más económicas. La razón es muy lógica y sencilla, salen menos por la extensión de la red de distribución de gas natural. Sin embargo, su funcionamiento es exactamente igual, no representan ningún problema en cuanto a potencia.

En cuanto a las cocinas mixtas tenemos que decir que pueden representar una ventaja comparativa. Cuando tienes este tipo de instalaciones, puedes aprovechar lo mejor de ambos mundos. Por ejemplo, tienes un compromiso y requieres de calor intenso. Las resistencias son mucho más efectivas en cuanto a este aspecto, por su constancia e inercia térmica. Aun apagadas generan un calor remanente. Creemos que la valoración se refiere más que nada a precios porque el consumo y costes del mismo son similares.

Riesgos de las cocinas de gas

Los más comunes

En conexión con los puntos anteriores, debemos hacer énfasis en las contingencias de este tipo de cocinas. Son similares en sus tipos y formas de suministro por la volatilidad del gas que sea utilizado. Los riesgos más comunes son de incendio, explosión o fugas que pueden generar envenenamiento. La recomendación es y será siempre mantenimiento y previsión en todos los ámbitos. Instalaciones, equipos y similares deben ser constantemente monitoreados.

En fin, la cocina a gas tiene lo suyo, es una opción muy superior en cuanto a coste y consumo de energía. Además, es más controlable y genera menos gastos de mantenimiento y reparación.