Una decisión importante es toda aquella que se refiere a nuestra cocina a gas, ya sea de butano o de gas natural. Las comparaciones, más allá de diseño o efectividad, tienen que ver con comodidad. Una cocina de gas butano tiene sus ventajas, sobre todo en portabilidad. Asimismo, debes valorar otros aspectos, algunos de los cuales, te presentamos a continuación.

cocina gas butano

Funcionamiento de una cocina de gas butano

La cocina de gas butano funciona con un sistema de suministro de gas por ductos. El suministro llega a las tuberías y se desplaza a las válvulas reguladoras. Estas permiten una combinación con el aire exterior y surge la llama en los quemadores. Estos a su vez poseen orificios de salida estandarizados en una línea continua. De esta forma se regula la cantidad de mezcla entre gas butano y aire que da fuerza al fuego controlado.

Ventajas de una cocina de gas butano

Podríamos decir que no existen muchas diferencias con sus primas de gas natural. Por ello, las ventajas son las mismas. Fuerza en las llamas, control mediante el sistema de válvulas, generación de una llama eficiente. Asimismo, disponibilidad de combustible, economía en el consumo, portabilidad, lo que brinda autonomía. Este es un plus en el caso de las cocinas de gas butano. Puedes moverte con ella, mientras que las de gas natural, solo funcionan en el sitio asignado por la instalación. En contrapartida, debes cargar tu bombona y contar con el suministro en periodos más o menos mensuales.

cocina gas butano

Valorando las cocinas de gas butano

Cuando vas a tomar una decisión sobre cualquier equipo de tu hogar, lo primero que debes hacer es valorarlo. Esta acción surge de estimar las diferencias con las opciones y por eso te presentamos los siguientes puntos.

¿Existen diferencias entre la cocina de gas natural y la cocina de gas butano?

Más allá de la fuente y de la portabilidad, no la hay. Ambos son gases de hidrocarburos. Sus llamas son similares, el diseño también, solo cambian en la manera de conectarse y en la fuente del gas. De hecho, la efectividad de una cocina de gas butano es prácticamente la misma a nivel calórico.

Y en el coste, ¿hay diferencias?

En este artículo despejaremos esa duda, pero a nivel de consumo de energía, no hay ninguna. Es más, los precios de consumo son similares, pero debes considerar el aspecto del gas natural como fuente de tu calefacción. Esto puede incidir en que decidas diversificar tu factura, lo cual puede ser recomendable.

¿Qué tipo de cocina de gas butano puedo seleccionar?

Esto queda a tu criterio y necesidades. Pero toma en cuenta lo que te explicamos a continuación. Existen modelos que incorporan otros equipos, como la cocina de gas butano con horno. En la misma puede unir el concepto de cocción en varias modalidades y sigues contado con la portabilidad.

Existen opciones económicas, en el mercado puedes encontrar cocinas de gas butano baratas. De hecho, son ligeramente más económicas que las convencionales. Una que no debes dejar de ver es la del tipo cocina de gas butano portátil. Pequeñas, cómodas, seguras si eres cuidadoso y sobre todo útiles en situaciones de emergencia.

¿Por qué resultan más económicas las de gas butano?

La respuesta puede radicar en la política de comercialización de sus fabricantes y distribuidores. No es la más común por lo que te dijimos sobre el suministro de combustible, por ello, requieren de un mercadeo intenso. Un punto interesante para realizarlo es precisamente hacer énfasis en el precio para estimular su compra. No se trata de que sean menos eficientes o que presenten problemas adicionales. Es simplemente competencia con sus primas más compradas y por eso consigues cocinas de gas butano baratas.

¿Existen riesgos si compro una cocina de gas butano de segunda mano?

Los mismos que puedes tener con cualquier equipo de segunda mano. De todas formas, te recomendamos una revisión de las partes, sobre todo válvulas y quemadores. Antes de comprar, pruébala frente a su vendedor para evitar contratiempos.

Tipos de cocinas de gas butano

Lograr hacer la elección correcta nos lleva a describir las modalidades que puedes encontrar en el mercado. Son similares a las convencionales de gas natural, pero debemos agregar otras posibilidades.

Cocina de encimera a gas butano

Las tapas han evolucionado en un mercado en expansión y puedes encontrar diversidad. En este caso, las típicas para las cocinas empotradas como la Schneider SPG330TCB. La misma tiene una bella terminación en cristal negro, 3 quemadores, uno triple, así como una potencia de 6250 W. eficiente y muy bien concebida desde el punto de vista estético.

Cocinas de gas butano con horno

La más común y eficiente, también la más versátil y con precios variados por las posibles presentaciones existentes. Vamos desde cocinas básicas, hasta verdaderos portentos para profesionales. A modo de ejemplo, la Cocina Meireles 5302DV W Blanco Butano/Propano 53.5×56.5cm 3 quemadores. Está diseñada para funcionar con fuentes portátiles. Tiene un costo de 200 euros. Otra opción más sofisticada es la Zanussi ZCG61281WA – Cocina Gas Butano 4 Fuegos Clase A Blanca. Conserva el diseño, pero agrega utilidades y es muy cómoda para manejo domestico con un precio de 350 euros.

Cocinas portátiles de gas butano

Ideales para el camping o casas de recreo por su condición y tamaño. Su variedad es significativa y existen algunas que cuentan con el depósito de gas incorporado. Por ejemplo, SUPER EGO SEH003300, viene con su pequeño cartucho recargable y cuesta 20 euros. Claro es una sola hornilla, pero es sumamente útil. La Orbegozo FO 3450 3450- viene con tres quemadores y tiene un precio promedio de 40 euros.

La variedad es sumamente extensa, es cuestión de pasear un día por la red y ver ofertas y posibilidades. No dejes de lado pensar en la eventualidad de combinar las fuentes de gas para diversificar el coste.

Si quieres ver diferentes modelos de cocinas a gas en el mercado actual, puedes visitar esta página o hacer clic aquí.